Bienvenido!

bienvenido

Soy el cambio que quiero ver en el mundo.

Aquí trato tópicos de matemática, algoritmia, religión.

Los puedes acceder por el menú de categorías a la izquierda.

Puedes dejar comentarios, si lo eliges.

ecabrera, 2015.1.2.30

 

Resumé                                                                                                                  

Objetivo: Desarrollar Círculos y Competencias de Matemática, y las Olimpíadas de Informática, IOI.

Personales

Nombre: EIigio Antonio Cabrera Pimentel.

Nacimiento: 17 de enero de 1958.

Cédula: 001-0362729-5.

Dirección: Calle Arroyo Limón 2, 2do nivel. Colinas de Arroyo Hondo II, Santo  Domingo, República Dominicana.

Nacionalidad: Dominicana.

Teléfono: 809 878 8389. e-mail: eligiopimentel@yahoo.com. Site: ecabrera.wordpress.com

 

Académicos

Escuela Primaria: Hogar Escuela Santo Domingo Savio; 8vo. Curso; 1967-1973.

Escuela Secundaria: Instituto Técnico Salesiano, ITESA; Bachiller Técnico; 1973-77.

Escuela Técnica: Instituto Técnico Salesiano, ITESA; Perito Industrial en Mecánica. 1973-77.

Universidad: Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, UNPHU; Técnico en Estadística y Programación; 1979-84.

Universidad: Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, UNPHU; 8 semestres de Lic. Matemática Pura, 1979-84.

Inglés: Institutos de Idiomas Marie y Washington; Inglés Moderno; 1983-85.

Inglés: Lando English Institute; Inglés Moderno; 1990-92.

 

Pedagogía: Ohio State  State University; Curso “Desarrollo de Curriculum Para Educación”, DACUM, Julio 1990.

Universidad: Universidad del Caribe, Unicaribe; Licenciado De Sistemas y Cómputos; 1999-2002.

Tec de Monterrey (México); Maestría en Tecnología Educativa (en línea); 7 de 10 asignaturas; 2005-10.

Instituto Tecnológico de Santo Domingo, Intec; Maestría en Matemática Pura (presencial); 2012-14 (pendiente de tesis).

Laborales

 

Fundador, Profesor, Director de Informática, Presidente: Escuela de Informática AlgoDato; 1986-87.

 

Profesor, Encargado Sección de Informática: Instituto Técnico Salesiano, ITESA; 1986-88.

Columnista, Editor de Informática: Periódico “El Nuevo Diario”; 1986-87.

 

Fundador, Profesor, Jefe Taller de Informática; Instituto Técnico Salesiano, ITESA;1988-97.

Columnista, Editor de Informática: Periódico “Hoy”; 1987-88.

 

Columnista: Periódico “El Siglo’, Columna ‘CompuLuz’; 1989-93.

Prof. de Matemática (Cálculo, Programación); Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD; 1997-2002.

Profesor de Computación, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (intec);  2003 – 16.

Dir.  Laboratorio Tecnología Información, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC);  2003 – 16

Director para Intec, República Dominicana y un site caribeño; 2010 – 2016.

Profesor de Matemática, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), 2011 – 16.

Referencias

Erick Barinas, 829 717 9298, 809 533 1877

Félix Lara, 829 639 5483.

Julio Cabrera, 809 878 3080.

 

Anuncios

“La teoría de las ventanas rotas”

“La teoría de las ventanas rotas”

En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Philip Zimbardo realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos abandonados en la calle, dos autos idénticos, la misma marca, modelo y hasta color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.

Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser vandalizado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, el radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no, lo destruyeron. En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto.

Es común atribuir a la pobreza las causas del delito. Atribución en la que coinciden las posiciones ideológicas más conservadoras, (de derecha y de izquierda). Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí, cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana impecable,
los investigadores decidieron romper un vidrio del automóvil de Palo Alto, California. El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx de Nueva York y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre.

¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo?

No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología, el comportamiento humano y con las relaciones sociales.

Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que todo vale nada. Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos, cada vez peores, se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional.
En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la ‘teoría de las ventanas rotas’, misma que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores.

Si se rompe un vidrio de una ventana de un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás. Si una comunidad exhibe signos de deterioro, y esto es algo que parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen ‘esas pequeñas faltas’ como estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad o pasarse una luz roja y estas pequeñas faltas no son sancionadas, entonces comenzarán a desarrollarse faltas mayores y luego delitos cada vez más graves.

Si los parques y otros espacios públicos son deteriorados progresivamente y nadie toma acciones al respecto, estos lugares serán abandonados por la mayoría de la gente (que deja de salir de sus casas por temor a las pandillas), y esos mismos espacios abandonados por la gente, serán progresivamente ocupados por los delincuentes.
La respuesta de los estudiosos fue más contundente aun, indicando que; ante el descuido y el desorden crecen muchos males sociales y se degenera el entorno.

Tan solo vea un ejemplo en casa, si un padre de familia deja que su casa tenga algunos desperfectos, como falta de pintura de las paredes en mal estado, malos hábitos de limpieza, malos hábitos alimenticios, malas palabras, falta de respeto entre los miembros del núcleo familiar, etc., etc., etc., entonces poco a poco se caerá en un descuido de las relaciones interpersonales de los familiares y comenzarán a crear malas relaciones con la sociedad en general y quizá algún día llegarán a caer en prisión.

Esa puede ser una hipótesis de la descomposición de la sociedad, la falta de apego a los valores universales, la falta de respeto de la sociedad entre sí, y hacia las autoridades (extorsión y soborno) y viceversa, la corrupción en todos los niveles, la falta de educación y formación de cultura urbana, la falta de oportunidades ha generado un país con ventanas rotas, con muchas ventanas rotas y nadie parece estar dispuesto a repararlas.

La teoría de las ventanas rotas fue aplicada por primera vez a mediados de la década de los 80 en el metro de Nueva York, el cual se había convertido en el punto más peligroso de la ciudad. Se comenzó por combatir las pequeñas transgresiones: graffitis deteriorando el lugar, suciedad de las estaciones, ebriedad entre el público, evasiones del pago del pasaje, pequeños robos y desórdenes. Los resultados fueron evidentes..
Comenzando por lo pequeño se logró hacer del metro un lugar seguro.

Posteriormente, en 1994, Rudolph Giuliani, alcalde de Nueva York, basado en la teoría de las ventanas rotas y en la experiencia del metro, impulsó una política de ‘tolerancia cero’.
La estrategia consistía en crear comunidades limpias y ordenadas, no permitiendo transgresiones a la ley y a las normas de convivencia urbana.

El resultado práctico fue un enorme abatimiento de todos los índices criminales de la ciudad de Nueva York.

La expresión ‘tolerancia cero’ suena a una especie de solución autoritaria y represiva, pero su concepto principal es más bien la prevención y promoción de condiciones sociales de seguridad.

No se trata de linchar al delincuente, ni de la prepotencia de la policía; de hecho, respecto de los abusos de autoridad, debe también aplicarse la tolerancia cero.

No es tolerancia cero frente a la persona que comete el delito, sino tolerancia cero frente al delito mismo.
Se trata de crear comunidades limpias, ordenadas, respetuosas de la ley y de los códigos básicos de la convivencia social humana.

Es bueno volver a leer esta teoría y de paso difundirla.

La solución a este problema YO NO LA TENGO, ESTIMADO LECTOR pero he comenzado a reparar las ventanas de mi casa, estoy tratando de mejorar los hábitos alimenticios de mi familia, le he pedido a todos los miembros de la familia que evitemos decir malas palabras delante de nuestros hijos, también hemos acordado no mentir, ni siquiera mentiras pequeñas, porque no hay mentiras pequeñas, ni grandes, una mentira es una mentira y punto, hemos acordado aceptar las consecuencias de nuestros actos con valor y responsabilidad, pero sobre todo dar una buena dosis de educación a nuestros hijos, con esto espero comenzar a cambiar en algo lo que antes hubiera hecho mal, he soñado que los míos algún día repitan esto el día de mañana, con la finalidad de que los hijos de mis hijos, o los nietos de mis hijos vean algún día, un nuevo Mundo, un Mundo sin ventanas rotas.

Retirada

retirada

Una comunidad conformada por ancianos de sesenta años en adelante, distribuidos en viviendas para una o dos personas sobre un terreno cuadrado de un kilometro de superficie.
Producen toda la energía, agua, alimentos que requieren por tiempo indefinido.
La energía es diversificada, ecológica, equitativa, estable, suficiente, ininterrumpida, des y  centralizada.
Cultivan sus frutas, hortalizas, cereales, víveres, peces.
Se produce energía a partir del sol, biomasa y viento.
La población se distribuye sobre una cuadrícula y va expandiendo en espiral, hasta un máximo preestablecido.
La producción y almacenamiento centralizada ocurre a lo largo del perímetro interior.

Se hace uso intensivo del cultivo hidropónico en el subsuelo y en rascacielos.
Hay almacenes para agua, energía, y alimentos.
Hay celdas en la cuadrícula reservadas para recreación, estacionamiento, salud,  talleres, laboratorios, convenciones, otras

Se empieza por ubicar un terreno en los suburbios de la ciudad, de unos 4 km 2.

Se cerca de forma que solo tenga una puerta de entrada y salida.

Se instala un sistema de seguridad basico, el sistema de energia fotovoltaica y de agua permanente.

Se instala la iluminacion periferica.

Se inician los cultivos perifericos y el trasado del cuadriculado interior.

Se realizan las escavaciones de los ambientes soterrados.

Se escavan los estanques de crianza de peces y lagos de recreacion.

Se fabrica e instala los digestores periféricos de biomasa.

ecabrera 1.2.1.2015

 

Ovejas

Ovejas

 

Fíjate que dice “oyen”, no escuchan.

Quizá es un asunto de traducción. Pero oír es que el sonido entre en oído. Escuchar es que se comprenda el significado portado en el sonido oído.

Los bebés oyen  sus padres, pero no los escuchan, pues no entienden. Así los perros, identifican ciertos sonidos con determinadas respuestas, como “toma”, pero no es que entiendan la lengua de su amo. Oyen, pero no escuchan.

Lo mismo ocurre con una lengua que uno no entiende, pero de la cual reconoces palabras o frases específicas. Uno la oye, pero no escucha.

Nota que por muchos atención que ponga el bebé, el perro o el humano, si no domina la lengua en que se le habla, solo puede oír, mas no escuchar.

Sin embargo, puede que uno domine la lengua en que le hablan, pero opte por oír y no escuchar. Entiende el significado de cada palabra y frase, pero no escucha, porque no le agrada lo quee dicen, lo considera erróneo, o cualquier otra razón.

Aclarado esto, digamos, entonces, que hay ovejas que si escuchan  al Señor, y que hay otras que no.

Pues yo creo que todas terminan escuchando al pastor, pues Él no permite que una sola se pierda. Es sólo cuestión de tiempo.

Deja a las 99 en lugar seguro y viene a buscar a la 1 que todavía no entrado voluntariamente al redil.

No hay tal cosa como ovejas perdídas de manera definitiva. A lo sumo, están temporalmente descarriadas. No puede faltar una sola en el reino de los cielos, pues no estaría completo sin ella.

Todo lo que Dios crea es eterno y no forma que se pueda, salvo en apariencia, alejar de Él. Dios es el todo de todo. Nada hay fuera de Él. Así que la oveja, sólo en su imaginación se cree apartada de Dios. El reino de Dios lo abarca todo y no forma de dar un solo paso fuera de su territorio.

Finalmente, todas las ovejas escuchan la voz del pastor, porque cada una procede de Él, habla su lengua ya entiende. Sólo brevemente, puede hacerse la sorda.

ecabrera 1.2.1.2015