Bienvenido!

bienvenido

“Soy un hombre. Nada humano me es ajeno.”

Aquí trato topicos de matemática, algoritmia, filosofía, política, cotidianidad, ficción.

Los puedes acceder por el menu de categorias a la izquierda.

Puedes dejar comentarios, si lo eliges.

sph, ecabrera, junio 2016

 

RmR – Recovering my Religion

Recovering my Religion – RmR

Antes de que en el mundo occidental se popularizara la mente letrada por el invento y aplicación de la imprenta, haciendo posible que el libro llegase a las masas, y que, como dijo Lutero, cada cristiano pudiera ser su propio teólogo, la religión tenía muy poco que ver con doctrinas.

La iglesia era una y universal, esto es católica, y la iglesia local era nada más la reunión de los creyentes en el cuerpo de Cristo.

La iglesia era sinónimo, pues, de asamblea, la reunión de los creyentes. Eran uno bajo el liderazo homogéneo del Papa a través de una jerarquía de sacerdotes.

Con las divisiones dentro del propio critianismo, hoy parece tener sentido, algo absurdo en aquellos tiempos, una vez se sabe de alguien dice ser cristiano, preguntarle a qué iglesia pertenece.

Ya no parece una sola, la única que Cristo dijo edificaría, santa, católica y apostólica.

Recuerdo que un cura de una iglesia en un barrio de la capital, debido a la forma indecorosa en que algunas jóvenes iban a misa, las catalogó de catóticas, putóticas y románticas.

Se podría decir, sin exagerar, que la fe cristiana católica, esto es, universal, se ha diluido, adulterado en esta jungla de supuestas nuevas confesiones.

Resaltemos que no es lo mismo religión que espiritualidad. Una religión es una cárcel dogmática colectiva para la mente, un sueño espritual profundo; mientras que espiritualidad tiene que ver con libertad y despertar.

Con todo, la religión cumple una importante función social, a saber, como uno de los mecanismos para controlar el flujo de información social, especialmente en esta época que la genera a ritmo casi exponencial.

No hay, pues, exclusión entre espritualidad y religión, ya que se es espititual en medio de la religión.

Aquí voy a mostrar algunos de mis intentos de recuperar mi religión desde mi espiritualidad.

RmR son las iniciales de mi parafraseo paródico del título de una canción de Sting, Loosing my Religion, perdiendo mi religión, pues aquí se trata de recuperarla.

A veces parecere un poco duro, pero es para atravesar densas capas de óxido dogmático. En ningón momento, sin embargo, espero tener conmigo la verdad absoluta. Son puras opiniones personales.

sph, ecabrera, septiembre 2016

democracia

Democracia

La democracia tiene que ver con la libertad. En este sentido podemos considerarla como un espectro en cuyo extremo izquierdo, inferior o infra, está restringida al máximo, y el extremo derecho, superior o ultra, está restringida al mínimo.

Podemos suponer que nunca ocurren los extremos absolutos, que siempre lo que tenemos es cierta combinación de restricción no absoluta a la libertad ideal del extremo derecho, que es una aspiración permanente y a la que a lo sumo se logra acercamiento asintótico.

Aunque a menudo se suele considerar la libertad con referencia al individuo abstracto aislado, aquí consideramos la libertad de una comunidad, un conjunto de personas que comparten un determinado territorio, que son vecinos geográficamente.

Entonces nos interesa lo que esta comunidad puede hacer para incrementar su libertad, esto es, reducir apreciablemente las restricciones impuestas a su libertad.

Es claro que el origen de algunas de estas restricciones puede ser identificado como externo, impuesto desde fuera. Y también que algunas son restrictamente de origen interno. El resto serán de una combinacion de ambos orígenes.

El sentido común sugiere empezar a trabajar con las de origen interno, luego las combinadas y finalmente las de origen externo.

Es sensato esperar que al reducir suficientemente las de origen interno mejore la capacidad de la comunidad para acometer las otras.

Las de origen interno tienen que ver con cosas como hábitos, costumbres, cultura, que comparten los miembros de la comunidad. Digamos que tienen que ver con las elecciones que hacen, en su mayor parte de manera inconsciente.

Así que un primer paso para empoderar a una comunidad a elevar su grado de libertad es invitarla a identificar las limitaciones que puedan percibir a su libertad que sean de origen interno. Una vez listadas las de origen estrictamente interno, entonces se les pide ordenarlas descendentemente por importancia.

Entonces se les invita a enumerar acciones concretas y el costo que conlleva su eliminación o minimización. Sobre esta base se elabora un calendario de acción con sus costos y responsables asociados. Con la ejecución plena de este calendario concluiría la primera etapa de empoderamiento a esa comunidad en el incremento de su libertad.

La libertad tiene que ver con el poder, por lo que un incremento de la libertad lo a su vez del poder, y por tanto, de prosteridad, felicidad, y conciencia.

Ha de esperarse que una comunidad pase por ella misma a abordar las restricciones mixtas y eventualmente las de origen puramente externo.

Así puede iniciar la retoma del Poder Local en una comunidad, como un catalizador, una influencia benigna que acompaña a la comunidad a superarse a sí misma, de manera que todo el mérito recae principalmente en la propia comunidad.

Se habrá incendiado un bosque que se queme con su propio fuego. Ha de esperarse también que tal comunidad será más unida, más democrática.

sph, ecabrera, agosto 2016

Kinto